Por qué está tan baja la rentabilidad de los depósitos

Si has intentado contratar un depósito durante esta temporada es más que probable que te hayas percatado de que los intereses a los que se remuneran son mucho más bajo que apenas hace un par de años.

La baja rentabilidad ofrecida por los depósitos no es una mera casualidad ni tampoco se trata de una situación coyuntural que vaya a cambiar a corto plazo. Es la consecuencia directa de las medidas tomadas por las instituciones europeas y nacionales para estimular la economía.

La influencia del precio del dinero en la rentabilidad de los depósitos

El Banco Central Europeo es la entidad encargada de fijar el precio del dinero, o lo que es lo mismo, el interés al que presta efectivo al resto de la banca europea. Cuando la economía está en auge, el precio del dinero es encarecido. Por el contrario, en épocas de decrecimiento y debilidad económica, los bancos centrales tienen a reducir el precio del dinero. Después de todo, en esos momentos de crisis, el ahorro cae en picado, de forma que los bancos tienen dificultades para captar la poca liquidez que les queda a los particulares. En su lugar, toman prestado el dinero del BCE.

De esa manera, la banca tradicional dispone de más efectivo para prestar a las empresas y particulares, preferiblemente a un interés también reducido (aunque eso es otra historia). El objetivo no es otro que fomentar el consumo y la inversión. En definitiva, se espera reflotar la economía.

Actualmente, el BCE ha fijado el precio del dinero al 0,05%. Si los bancos pueden tomar dinero prestado a ese precio, ¿por qué habrían de pagar un interés más elevado a los particulares a cambio de sus depósitos?

Baja rentabilidad depósitosLo cierto es que a los bancos siempre les resulta interesante captar el ahorro de los particulares, no tanto por la rentabilidad que se pueda obtener prestando ese mismo dinero a otros particulares o empresas, sino por el hecho de que se establece una vinculación que puede terminar creciendo. Después de todo, si tenemos contratado un depósito, también tendremos abierta una cuenta corriente, etc.

Ahora bien, no debemos olvidar que el modelo de negocio de los bancos se basa en tomar dinero prestado de una persona a un determinado interés y prestarlo, a su vez a otra persona a un interés más elevado.

Poder tomar dinero prestado del BCE prácticamente a un interés cero es una tentación demasiado grande para la banca española. Especialmente, sabiendo que el mercado está demandando crédito, o lo que es lo mismo, clientes no les van a faltar.

Las recomendaciones del Banco de España

Tampoco podemos olvidar que el Banco de España ha realizado recomendaciones específicas a la baja acerca de la rentabilidad que se debe ofrecer a cambio de los depósitos a partir de 12 meses. La causa de estas recomendaciones tiene su origen en las pasadas “guerras del pasivo” que tuvieron lugar durante los años antes de la crisis y que llevaron a muchas entidades a adquirir unos compromisos que después no fueron capaces de soportar.

El Banco de España ha permitido explícitamente que sus recomendaciones no vinculen al 15% del ahorro que cada banco gestione, ni tampoco a los patrimonios superiores a 10 millones de euros o a las cuentas de las administraciones públicas. Sea como fuere, lo cierto es que la práctica totalidad de las instituciones bancarias españolas se han ido sometiendo a los designios de la institución reguladora nacional.

Después de todo, y pese a que se trata de meras recomendaciones, su incumplimiento supone una penalización de su Core Capital; es decir, se las considera menos solventes y entonces sí se les exige un ajuste en su balance.

El interés interbancario y la rentabilidad de los depósitos

Finalmente, debemos mencionar la importancia del Euribor en la rentabilidad ofrecida por los depósitos. El Euribor es especialmente conocido porque la mayor parte de las hipotecas a tipo variable están referenciadas a él. Lo que no es tan sabido por el gran público es que se trata de un índice que expresa el interés al que los principales bancos de Europa se prestan dinero los unos a los otros. Entre estos bancos se encuentran el Banco Santander, el BBVA, Caixabank, Barclays, Deutsche Bank, ING o Citibank. Hace algunos años, se destapó un escándalo financiero de acuerdo con el cual, parte de estos bancos habían estado falseando el Euribor mediante estimaciones de interés que no se veían reflejadas en préstamos interbancarios reales.

Lo cierto es que estos bancos fueron sancionados y, desde entonces, el Euribor no ha hecho más que caer. Durante lo que llevamos de año, se ha mantenido bastante por debajo del 0,010%, siguiendo la tendencia descendente que arrastró durante todo el año pasado. La razón es muy semejante a la expuesta en el primer apartado de este artículo. ¿Por qué un banco habría de tomar prestado dinero de la competencia, cuando puede solicitárselo al BCE por un ridículo 0,05% anual?

¿Cuándo volverán a subir los tipos de interés de los depósitos?

Las previsiones más optimistas señalan el año 2017 como el inicio de un proceso de recuperación de la inflación y los tipos de interés. Sin embargo, las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, parecen indicar que las medidas de estímulo económico realizadas hasta ahora seguirán prolongándose, al menos, hasta que la propia economía de la zona euro comience a dar señales de solidez y crecimiento sostenido en el tiempo. Algo que todavía estar por verse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *