Qué garantía ofrecen los depósitos bancarios extranjeros

Ahora que los intereses ofrecidos por los depósitos de las las principales entidades nacionales están prácticamente por los suelos y la política restrictiva del Banco Central Europeo parece que va a continuar, son muchos los españoles que han puesto sus ojos en los depósitos extranjeros.

No en vano, existe un buen puñado de depósitos extranjeros cuya rentabilidad es muy superior a la ofrecida por los bancos españoles.

No obstante, la mayor preocupación de los ahorradores españoles es qué garantías ofrecen los depósitos extranjeros. Al fin y al cabo, cuando se trata de renta fija, no suele valer la pena sacrificar el riesgo para conseguir una mayor rentabilidad.

Pues bien, las garantías de estos depósitos dependen de la entidad que los ofrezca.

Supervisión por parte del Banco de España

Cualquier entidad bancaria que opere oficialmente en España y que utilice la denominación de “banco” tiene la obligación de someterse a la supervisión del Banco de España. Algunas de estas entidades tienen ficha propia en el Banco de España y operan de forma independiente a su matriz. Tal es el caso de Banco Pichincha, Banco Mediolanum, Deutsche Bank o Banco Finantia Sofinloc. Otras como ING Direct, Novo Banco o Farmafactoring no tienen ficha propia.

Sin embargo, todas ellas operan oficialmente en España. De manera que los depósitos ofrecidos por estas entidades extranjeras cuentan la supervisión de las autoridades de nuestro país.

Depósitos extranjeros con la protección de un Fondo de Garantía de Depósito

Depósitos en el extranjeroCon independencia de la supervisión por parte de las autoridades españolas, lo más importante es saber si los depósitos extranjeros están respaldados por un Fondo de Garantía de Depósitos y, de ser así, por cuál.

En primer lugar, las entidades extranjeras que cuentan con una ficha propia en el Banco de España, están adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios; esto es, sus depósitos están protegidos por el fondo de garantía de depósitos español. Tal es el caso, por ejemplo de los depósitos de Banco Mediolanum.

Por otro lado, aquellas entidades extranjeras que operan en nuestro país pero no tienen ficha en el Banco de España, están adheridas al fondo de garantía de depósitos de su propio país.

Tal es el caso de, por ejemplo, Crédit Agricole –que está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos y Resolución francés- o Farmafactoring –que está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos italiano.

En principio, estas opciones deberían ser bastante seguras, dado que se trata de países con una larga trayectoria financiera que, además, se encuentran dentro de la zona euro.

Depósitos extranjeros de entidades que no operan oficialmente en España

Aquí es donde comenzamos a entrar en un terreno algo más desconocido por el gran público. En este caso, hay entidades bancarias que permiten la contratación de sus productos de forma totalmente online. La cuestión es que hay que distinguir entre aquellas que sí cuentan con la protección de un Fondo de Garantía de Depósitos y las que no.

Por ejemplo, los depósitos de Easisave FIMBank están asegurados por el Fondo de Garantía de Depósitos de Malta, país en el que esta entidad tiene su sede. Por el contrario, los depósitos de la entidad neozelandesa Vivier & Co carecen de la protección de fondo de garantía de depósitos alguno. En su lugar, están asegurados por una aseguradora privada.

Sopesa siempre el riesgo país

Cuando se trata de contratar un depósito en el extranjero, el principal factor que hay que tener en cuenta es el concepto conocido como riesgo país; es decir, atiendo primero a la trayectoria política del país de origen de la entidad bancaria.

Si cuenta con una larga trayectoria de estabilidad política y económica, entonces el riesgo país es más bien bajo. En caso contrario, el riesgo país es muy alto y nada impide que la normativa nacional cambie, lo cual puede perjudicar los intereses de los extranjeros que dispongan de dinero depositado en sus entidades bancarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *