Penalización por cancelación anticipada de un depósito

Lejos han quedado los tiempos en los que la cancelación anticipada de los depósitos aún nos permitía conservar buena parte de los intereses generados durante el plazo transcurrido. Actualmente, una gran parte de las entidades bancarias españolas han optado por aplicar una penalización total de los intereses generados, de forma que sólo es posible recuperar el capital principal depositado originalmente.

Algunas entidades aún ofrecen una remuneración tras la cancelación anticipada

Por supuesto, aún quedan honrosas excepciones, como es el caso del depósito de bienvenida de ING Direct, que no establece penalización alguna sobre el capital cancelado, ya se trate de una cancelación parcial o total; o bien el depósito Open de Openbank a 13 meses, que reduce su tipo al 0,15% TAE.

Por lo tanto, es posible encontrar señaladas excepciones a la regla no escrita que parece haberse impuesto en el sector bancario, especialmente entre aquellos depósitos que ofrecen los mejores intereses.

Consideraciones previas sobre las penalizaciones por cancelación anticipada

Limitaciones impuestas por el Banco de España

En primer lugar, debe tenerse en cuenta que, de acuerdo con la normativa del Banco de España, cualquier penalización impuesta por la cancelación anticipada de un depósito no puede superar los intereses brutos generados hasta el momento en que dicha cancelación tenga lugar. Esto significa que, como mínimo, se nos habrá de devolver el capital inicial que hayamos dispuesto.

Cancelación total vs Cancelación parcial

Cancelar depósitoEn segundo lugar, es necesario distinguir entre la cancelación total y la cancelación parcial del depósito. Si un depósito admite la cancelación parcial, la penalización aplicada debería afectar únicamente al importe que haya sido objeto de cancelación, en lugar de a todo el capital impuesto a plazo fijo. En caso de que un depósito no admita cancelaciones parciales, lo más recomendable suele se la contratación de múltiples depósitos por el importe mínimo admitido por el banco. De esa manera, si necesitamos liquidez, no nos veremos obligados a cancelar un único depósito con todo el capital, sino tan sólo uno de los depósitos contenedores de una fracción de dicho capital.

Imposibilidad de cancelación anticipada

Por otra parte, también es posible encontrarse con entidades que no permitan una cancelación anticipada, lo cual nos exige reflexionar doblemente acerca de los futuros acontecimientos que puedan suponernos la necesidad de liquidez.

Ventanas de liquidez

Finalmente, es posible que determinados depósitos ofrezcan lo que se conoce como ventanas de liquidez, o lo que es lo mismo, momentos en los que sea posible cancelar parte o la totalidad del depósito sin recibir penalización alguna o, por lo menos, reduciéndola. Este es, en definitiva, un recurso semejante al de la cancelación anticipada, es decir, una forma de mitigar el impacto que pueda tener la penalización correspondiente por llevar una cancelación antes de la fecha de vencimiento del depósito.

¿Cuáles son los tipos de penalización por cancelación anticipada de un depósito?

Las 3 modalidades más habituales de penalización consisten en una reducción del tipo de interés, mediante la aplicación de un interés variable, un descuento sobre los intereses devengados o una eliminación completa de dichos intereses.

Penalización con disminución del tipo de interés

Aunque no se trata de la modalidad habitual, aún es posible encontrar contratos de depósito de acuerdo con los cuales, la cancelación anticipada suponga una reducción del tipo de interés a aplicar sobre el capital, durante el tiempo que ha permanecido depositado a plazo fijo. Actualmente, ha caído en desuso.

Penalización con descuento sobre los intereses devengados

Este método de penalización consiste en aplicar un determinado descuento sobre el total de los intereses que se hayan devengado durante el plazo transcurrido desde la contratación del depósito hasta el momento de la cancelación anticipada.

Penalización por devolución del capital sin intereses

Se trata de la opción por la que han optado la mayor parte de los bancos del país. Sencillamente, supone que, en caso de cancelación anticipada, se procederá a devolver única y exclusivamente, el dinero que hubiese sido depositado inicialmente.

Comprueba las condiciones antes de contratar un depósito

Como has podido comprobar, existen muchas modalidades de penalización por cancelación anticipada, así como condicionantes o factores que pueden influir sobre los intereses perdidos durante el proceso. Antes de llevar a cabo la apertura de un depósito, asegúrate de conocer al detalle la letra pequeña del contrato que se te ofrezca y comprender perfectamente las condiciones bajo las que puede o no llevarse a cabo la cancelación. Cuando se trata de depósitos por pequeñas cantidades y plazos cortos, el impacto no tiene importancia alguna. Sin embargo, cuando estamos hablando de elevados importes impuestos a un plazo de 1 año o más, la pérdida o penalización sobre los intereses puede suponer una diferencia abismal en la rentabilidad conseguida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *