Contratar depósitos en el extranjero para mayor rentabilidad

A pocas personas le sorprenden ya las rentabilidades tan bajas que ofrecen los tipos de interés por los depósitos en la actualidad en España. Si en 2012, la media de los intereses de este producto bancario ascendía al 2,97%, en la actualidad está por debajo del 0,40%, lo que está provocando una huída del capital de los ahorradores a otros activos que proporcionan una mayor rentabilidad o que, directamente, los ahorradores mantengan sus saldos en efectivo.

Pero, ¿qué ocurre en otros países de nuestro entorno? ¿Son más altas o más bajas las rentabilidades que ofrecen los depósitos en otros países de nuestro entorno? ¿Puedo contratar depósitos en el extranjero si otro país me ofrece un interés mayor? Vamos a intentar resolver todas estas dudas.

¿Es posible contratar un depósito en el extranjero?

Realizar imposiciones en un depósito en el extranjero es posible, aunque no en todos los casos reviste el mismo nivel de dificultad. Es relativamente sencillo hacerlo en un país de la Unión Europea, pero más difícil en algunos países que no forman parte de la eurozona, como Reino Unido.

Depósitos en el extranjeroEn la mayoría de casos, las entidades financieras extranjeras permiten abrir una cuenta a través de sus páginas web directamente, aunque en muchos casos, esta sencilla operativa no simplifican los niveles de exigencia en cuanto a los requisitos para abrir una cuenta, como la cuantía mínima o algunas comisiones.

En cualquier caso, tanto para abrir como para cerrar un depósito o una cuenta corriente, se debe avisar al Banco de España, a través del formulario ETE de transacciones en el exterior, siempre que la norma lo exija.

¿Y qué rentabilidad proporcionan?

El interés de los depósitos difiere mucho entre los países, incluso dentro de la propia Unión Europea. Así, por ejemplo, mientras en los Países Bajos, la rentabilidad media de los depósitos es de 1,72% y en Francia de 1,24%, Austria y Alemania, por ejemplo, presentan un interés por debajo de la media de los depósitos en España, con 0,38%. No obstante, en todos estos países se pueden encontrar buenas ofertas.

Pero, ¿qué hay de otros destinos más exóticos? Brasil, India y Rusia, por ejemplo, son países que ofrecen una rentabilidad por sus depósitos que, en muchas ocasiones, supera con creces el 8%. Son rentabilidades muy atractivas, pero debemos tomarlas con cautela, ya que se tratan de economías emergentes con unos elevados índices de inflación anual y, además, corremos el riesgo de perder parte de nuestra inversión por el tipo de cambio.

Otros aspectos a tener en cuenta

Además de todos los aspectos apuntados anteriormente, hay que tener en cuenta otros aspectos para no perdernos en el apasionante mundo de los depósitos extranjeros:

  • Fiscalidad: cada país cuenta con una política fiscal diferente que hay que conocer de antemano para no llevarnos sorpresas inesperadas. Así, por ejemplo, si abrimos un depósito en Suiza, habrá que restarle un 35% del estado suizo más el tipo del ahorro que aplique el estado español.
  • Garantía: si bien todos los países cuentan con su propio Fondo de Garantía de Depósitos, las cuantías difieren a las que cubre el FGD español (100.000 euros por titular y entidad).
  • Situación socio política: cuanto mayor sea la inestabilidad socio política, más intereses pagarán por los depósitos. Pero que no nos lleve a engaño, porque puede convertirse en toda una trampa, ya que esa situación puede provocar una elevada inflación que puede llevar, incluso, al impago.

En definitiva, contratar depósitos en el extranjero puede ser una opción interesante para los que buscan una cierta rentabilidad sin renunciar a la seguridad de un producto de este tipo. De todos modos, es importante prestar atención a todos los puntos clave, ya que la cultura financiera y la situación en cada país puede ser muy diferente a la de otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *