Comparativa de depósitos bienvenida: ING Direct vs Self Bank

Hoy en día es prácticamente imposible obtener una rentabilidad mínimamente significativa con imposiciones a plazo que duren menos de 12 meses. De hecho, incluso los depósitos con una duración superior ofrecen un tipo de interés paupérrimo

Sin embargo, los depósitos de bienvenida de ING Direct y Self Bank rompen las estadísticas y suponen una oportunidad para sacar mayor provecho de los ahorros acumulados, aunque sólo sea por un breve lapso de tiempo.

En este artículo, vamos a analizar en detalle cada uno de estos depósitos, para comprobar cuál de ellos resulta más competitivo y al que, por tanto, deberíamos dar prioridad.

A quién están dirigidos los depósitos de bienvenida de ING Direct vs Self Bank

Como ya imaginarás, ambos depósitos están destinados a nuevos clientes; es decir, captación de capital por parte de otros bancos.

Si ya eres cliente de alguna de estas entidades, no podrás beneficiarte de las ventajas de estas imposiciones a plazo. Sin embargo, si aún no has abierto una cuenta con ellas, te recomendamos hacerlo lo antes posible, dado que las previsiones en cuanto a la evolución de los tipos de interés aún son mayoritariamente bajistas.

Cuáles son las condiciones para contratar estos depósitos

No se aplican condiciones especiales para la contratación de estos depósitos. Sencillamente, hay que abrir una cuenta con las respectivas entidades –ING Direct y SelfBank- y aportar una serie de documentos oficiales de identificación.

Cuál es el importe mínimo y máximo que se puede depositar

Depósitos BienvenidaUna de las grandes ventajas de estos depósitos es el hecho de que están al alcance de cualquier persona. Esto es debido a que los límites mínimos en lo que al capital a aportar se refiere son extraordinariamente bajos.

El depósito Selfbank apenas solicita 100 euros como importe mínimo para la contratación del depósito. El límite máximo se sitúa en 15.000 euros.

El depósito Naranja de ING ni siquiera establece un importe mínimo.

Cuál es el tipo de interés al que se remuneran

Como ya indicábamos al principio, ambos depósitos ofrecen un interés muy por encima de la media del sector.

En el caso de Selfbank, su depósito de bienvenida está remunerado al 2% TAE.

Por su parte, el depósito Naranja de ING Direct se remunera al 1% TAE.

Ésta es, sin duda, una de las diferencias más notables entre ambos depósitos.

Ausencia de gastos y comisiones de cancelación

Donde ambos contratos sí coinciden por completo es en la ausencia total de comisiones de apertura o cancelación. Es decir, podrás recuperar el dinero en cualquier momento sin que por ello te suponga perder la rentabilidad obtenida hasta ese momento, ni tener que pagar penalización alguna.

Ésta es una diferencia notable respecto a la tendencia del mercado, donde la tónica general es la aplicación de penalizaciones y, en los casos más extremos, la imposibilidad de proceder a la cancelación del depósito.

Para ser justos, la ausencia de penalización de los depósitos de ING y Selfbank no es una ventaja extraordinariamente competitiva. Esto se debe a que su duración es excesivamente corta.

Cuál es el plazo de duración del contrato

El punto más débil de estos depósitos es la duración del contrato.

Por un lado, el depósito para nuevos clientes de Selfbank tiene una duración de 3 meses. Se trata de una duración estándar dentro de los depósitos de este tipo.

Por otro lado, el depósito de bienvenida Naranja de ING Direct tiene una duración de aún menos tiempo. Apenas 2 meses después de su contratación, la imposición ya habrá vencido.

La brevedad de ambos depósitos -especialmente la de ING Direct- resta una fuerte dosis de interés. No obstante, no por ello debemos renunciar al extra de rentabilidad que podamos conseguir.

Se pueden cancelar de forma anticipada

Ya hemos comentado en secciones anteriores que, efectivamente, ambos depósitos pueden ser objeto de cancelación anticipada; y lo que es mejor, sin tener que pagar comisión alguna por ello.

Cuándo se liquidan los intereses

En ambos casos y, de acuerdo con los especificado en los contratos de estas entidades, los intereses son abonados en cuenta una vez el depósito haya vencido.

Qué ocurre cuando vence el contrato

Una de las prácticas más habituales en el sector bancario es que los depósitos se renueven de forma automática al tipo de interés que rija en cada momento.

Dinero depositado en la cuenta

Sin embargo, dicho criterio no se aplica a estos depósitos. En su lugar, el importe contratado originalmente es depositado junto con los intereses generados en la cuenta que el cliente haya abierto previamente en el banco.

Remuneración al tipo de interés de la cuenta

No obstante, y al contrario que la tónica general del sector, tanto la cuenta Naranja de ING Direct, como la cuenta Selfbank remuneran los saldos depositados en ellas.

Actualmente, la cuenta de ahorro Self se remunera al 0,15% TAE, sin importe mínimo y desde el primer euro. Los intereses se liquidan en cuenta de forma mensual.

Por su lado, la cuenta Naranja de ING Direct se remunera al 0,10% TAE. Al igual que el caso anterior, tampoco establece límite alguno y liquida los intereses mes a mes.

Cuáles son las garantías de estos depósitos

Selfbank es una entidad financiera adscrita el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito Español y, como tal, tiene cubiertos hasta 100.000 euros por cada cliente de la entidad.

ING Direct es una entidad financiera adscrita al Fondo de Garantía de Depósitos Holandés y, también cubre un máximo de 100.000 euros por cada cliente que disponga de una cuenta con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *