Cómo ahorrarte las comisiones bancarias

Con el paso de tiempo, los bancos nacionales han ido mejorando las condiciones de sus cuentas corrientes, de manera que es posible evitar un gran número de comisiones que, hace no demasiado tiempo, podía suponer cerca de 200 euros al año.

Desgraciadamente, el acceso a este tipo de cuentas no siempre es fácil sino todo lo contrario, se exige disponer de ingresos regulares, domiciliar recibos, tener un saldo medio mínimo, etc. Hay cuentas más flexibles y otras realmente exigentes.

Dada la situación si quieres ahorrar con los bancos sin comisiones, se impone la necesidad de intentar encontrar a aquellas entidades y cuentas que, aún proporcionando la mayor operatividad posible, también eximen de todas las comisiones tradicionales.

En este sentido, lo primero que debemos hacer es identificar los principales costes derivados de una cuenta corriente:

  • Cuota de mantenimiento.
  • Comisión por realización de transferencias.
  • Comisión por ingreso de cheques.
  • Cuota por el acceso a la banca online.
  • Cuota de mantenimiento de la tarjeta de débito o crédito.
  • Cuota de renovación de la tarjeta de débito o crédito.
  • Comisión por reintegros en cajero automáticos.
  • Comisiones por descubierto.

Éstas son las principales comisiones y cuotas que se derivan del uso habitual de una cuenta corriente. Por supuesto, si además quieres ahorrar en otro tipo de comisiones como son las generadas por la emisión de un préstamo personal, una hipoteca o la suscripción en fondos de inversión y apertura y mantenimiento de una cartera de valores, tendrás que llevar a cabo un examen aún más exhaustivo de las alternativas del mercado. Dado que este tipo de comisiones suelen ser mucho menos frecuentes, vamos a centrarnos en dar solución al problema de la mayor parte de los españoles.

¿Cómo ahorrar en comisiones bancarias?

Existen una serie de factores que debes tener en cuenta a la hora de intentar reducir al máximo las comisiones bancarias que pagas actualmente.

La nómina o pensión pueden abrirte muchas puertas.

Comisiones bancariasEste tipo de ingresos son el principal requisito de las cuentas bancarias libres de comisiones. Ahora bien, no todas las cuentas son iguales. ¿Qué ocurre con los autónomos y con las personas que reciben ciertos ingresos (como los estudiantes apoyados por sus padres) pero no cuentan con una nómina?

En algunos casos excepcionales, como por ejemplo en la cuenta Expansión del Sabadell, basta con llevar a cabo un ingreso de 700 euros al mes, con independencia de su origen.

En otros casos, es necesario aportar obligatoriamente una nómina o pensión, como en el caso de la cuenta Estrella de Causaban.

Finalmente, también hay bancos como el Santander que aplican distintos criterios en función de si se trata de un trabajador por cuenta ajena, un receptor de ayudas por desempleo, un pensionista, un autónomo o el receptor de ayudas de la Política Agraria Común.

En el primer y el segundo caso, se requiere una nómina o prestación de 600 euros; en el segundo caso, una pensión de 300 euros; tratándose de autónomos, se requiere un pago a la Seguridad Social de al menos 175 euros al mes; y si se reciben ayudas del PAC, éstas deben ascender a 3.000 euros al año.

Éstos son tan sólo 3 de ejemplos de lo que suele exigirse en calidad de ingreso recurrente según el tipo de banco al que acudamos.

Si cuentas con recibos, también eres atractivo

El hecho de domiciliar tus recibos es un claro indicio de que tienes intención de utilizar la cuenta de forma regular o, por lo menos, vas a depositar ciertas cantidades periódicamente para hacer frente al pago de dichos recibos.

Según a qué bancos consultes, la domiciliación de recibos es un requisito indispensable para evitar las comisiones más habituales, o bien puede ser una forma alternativa de hacerlo.

En algunos casos, se requiere que los recibos domiciliados sean los domésticos habituales, como la luz, el agua, el gas, el teléfono e Internet. Sin embargo, hay entidades más flexibles a las que les basta cualquier recibo que esté domiciliado. La práctica que más se ha generalizado es la de pagar 3 recibos cada 3 meses. Algunas entidades, como el Santander, exigirán que se trate de recibos distintos. Otras, como Causaban, permiten que los 3 recibos tengan el mismo origen. En cualquier caso, es un aliciente más para que el banco te considere un cliente interesante.

Productos contratados de ahorro e inversión

Si dispones de depósitos, fondos de inversión, cartera de valores, seguros contratados con el banco o cualquier otro tipo de producto que gestione tu entidad, entonces dispones de otro poderoso argumento para solicitar quedar libre de las comisiones más habituales.

Debes tener en cuenta que, a menudo, la contratación de estos productos no acarrea explícitamente la exención de las comisiones. Sin embargo, cierta negociación puede conducir a una mejora notable en las condiciones de tu cuenta de ahorros. En ese sentido, si aún no cuentas con este tipo de productos pero tenías previsto contratarlos, no dudes en pedir una mejora en las condiciones de tu cuenta de ahorro como condición previa.

La importancia de la negociación

No tienes garantías de que tu gestor bancario vaya a ceder, pero no por ello deberías dejar de intentarlo. Es más, te animamos a que si en un banco no muestran interés por mejorarte las condiciones, consultes con otras entidades bancarias. Uno de las mejores técnicas, es acudir a sucursales en barrios con menor densidad de población o que acaben de abrir sus puertas. Los gestores de estas oficinas suelen mostrarse mucho más flexibles a la hora de aceptar nuevos clientes.

Los bancos online suelen ser más económicos

La mayor parte de las entidades bancarias nacionales cuentan con una versión online que opera como una entidad propia e independiente. Con el fin de animar a los usuarios a contratar los servicios online, dichas entidades suelen reducir los requisitos exigidos para la apertura de una cuenta de ahorro, como por ejemplo, las comisiones más habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *